Zubizarreta, a examen.

Por @marsallorente. El actual director deportivo del FC Barcelona cumple su tercera temporada en el cargo. Es el momento de pasar balance a su labor muy criticada en los últimos días. Se podría decir que su discurso desdramatizado, sólido y, a menudo, consistente, y con pocas fisuras, contrasta con una gestión que deja entrever algunas grietas.

Su principal acierto pudiera considerarse resolver correctamente la difícil tarea de sustituir a Pep Guardiola en el banquillo después de trabajar con él durante un año. La apuesta por Tito Vilanova pudiera parecer una opción sencilla pero en la que pocos habían pensado. Otro gran acierto de Zubi ha sido la de no fichar a ningún entrenador para sustituir al técnico de Bellcaire después de la segunda recaída, cuya enfermedad le obligó a ausentarse casi 3 meses. También puede parecer una decisión conservadora pero nada fácil de tomar dado que existía una fuerte corriente que reclamaba el fichaje de emergencia de un entrenador.
Pero vayamos por partes.

Fichajes

Empecemos por el capítulo de los fichajes que Zubi ha realizado para el primer equipo durante los 3 veranos que lleva en el club y a la espera de añadir la adquisición del defensa central tan imprescindible para Tito Vilanova.

Zubi ha hecho 8 fichajes que han costado al club 191,5M que podrían llegar a ser 208,5M si se cumplieran los 17M de los variables contemplados en las adquisiciones de Adriano y Alexis. En este caso hay que apuntar que a Song se le ficha porque puede jugar de central y centrocampista cuando la experiencia ha demostrado que no tiene perfil para jugar en el eje de la zaga.

Esta es la relación de compras: Afellay (3M/PSV Ehindoven), Mascherano (22M/Liverpool) Adriano (9,5M fijo más 4 variable/Sevilla), Alexis (27M de fijo más 13M de variable/Udinese), Cesc Fábregas (40M/Arsenal), Álex Song (19M/Arsenal), Jordi Alba (14M/Valencia) y Neymar (57M/Santos).

Traspasos

Veamos ahora las ventas y los ingresos que han reportado.
Bajo el mandato de Zubi se han vendido 9 futbolistas que han reportado 110,1M de fijo que pueden convertirse en 113,1M si se cumplen los 3M de variables de la venta del “Guaje” al Atlético de Madrid.

Esta es la relación de ventas: Chigrinski (Shaktar Donesk 15M), Oriol Romeo (5M al Chelsea), Jeffren (4M al Sporting de Lisboa), Maxwell (4M al PSG), Touré Yayá (30M/City), Ibrahímovich (24M/Milan), Villa (2,1M más 3M de variable), Fontás (1M/Celta), Thiago (25M/Bayern). Especialmente perjudicial para las arcas del club fue la venta del sueco que había costado 70M pero a quién Guardiola no quería ver ni en pintura y eso que fue una petición suya. El error del Barça fue no reservarse una parte de los derechos de un hipotético traspaso realizado por el equipo rossoneri puesto que 2 temporadas después lo vendió al PSG.

Y se les dio la baja de mutuo acuerdo a Milito y Márquez ( 0 euros).
No se le ha renovado el contrato a Muniesa y Abidal, cuya salida fue ensombrecida porque el propio Zubi no estuvo muy atinado a la hora de explicar los verdaderos motivos.

Para ser justos, hay que decir que la venta de Touré al City es el traspaso más elevado en la historia del club al margen de los 60M ingresados por la cláusula de rescisión de Figo abonados por Florentino Pérez.

Errores

Un buen Director deportivo debe informar al entrenador de las circunstancias contractuales de cada futbolista, no para condicionar sus alineaciones sino para advertirle de las consecuencias de sus decisiones.

En este sentido fue un error garrafal que Seydou Keita (comprado por 14M/Sevilla) se marchara libre en verano de 2012 por no haber jugado los partidos estipulados en su contrato para renovar automáticamente. Algo parecido ha sucedido con Thiago Alcántara a quién se le quedó una cláusula de rescisión muy tentadora de 18M por no haber disputado el 60% de los partidos.

Lo de fijar correctamente las cláusulas tampoco es su gran virtud como lo evidencia el caso Tello que en diciembre de 2012 renovó hasta el 2016 con una cláusula muy baja de 10M a pesar de haber explotado ya en el primer equipo. Tan baja es que el club está negociando ahora, 7 meses después, con su representante una mejora de contrato para subirle la cláusula que seria fijada en 30M.

La gestión del caso Valdés también ha evidenciado que Zubi no controla la situación en las negociaciones. Mientras él aseguraba públicamente que las negociaciones por la renovación del portero iban por buen camino, Víctor comunicaba la decisión de no renovar dejando claro que había tomado y comunicado su postura al club sin que mediara negociación alguna. En todo este caso, la iniciativa siempre la llevó el portero mientras que la institución ha ido a remolque.

Otro error que pudo costar caro fue el de dejar que la perla más brillante de la cantera, Gerard Deulofeu, llegara a su último año de contrato. Tan peligroso fue el descuido que el extremo catalán firmó el 13 de mayo de 2013 la renovación de su contrato que expiraba el 30 de junio de ese mismo año lo que significa que desde el mes de enero era agente libre para fichar por cualquier otro club sin que el Barça viera un euro. Finalmente, renovó hasta el 2017, se le hizo ficha del primer equipo y se le cedió al Everton.

Cesiones

Zubi se ha visto obligado a ceder a unos futbolistas “heredados” con los que el entrenador ya no contaba, caso de los brasileños keirrison y Henrique o Afellay y Hleb; y a jugadores de la cantera con proyección pero que por cupo no caben, por el momento, en el primer equipo. A pesar de las buenas intenciones, ninguno parece haberse revalorizado si no consideramos como tal el caso de Fontás que después de su préstamo al Mallorca ha sido vendido al Celta por 1M.

Esta es la relación de cesiones: Henrique (Palmeiras), Keirrison (Santos/Coritiba), Hleb (Wolfsburgo), Bojan (Roma/Milan/Ajax), Fontás (Mallorca), Cuenca (Ajax), Afellay (Shalke), Deulofeu (Everton), Rafinha (Celta) y posiblemente Dos Santos (Real Sociedad).

Cantera
Bajo el mandato de Zubi se han subido al primer equipo 7 jugadores en 3 años

La relación de jugadores ascendidos al Primer equipo: Fontás (2010-11), Thiago (2011-2012) Cuenca (2011-2012), Barta, Montoya, Tello (2012-13, y Sergi Roberto (2013-14).

El Barça “B” experimentó un cambio de modelo que hasta entonces se nutria de los futbolistas que subían del juvenil para convertirlo en un segundo equipo al que llegaban jugadores fichados de otros clubes con una teórica buena proyección que no se ha producido.

Véanse los casos de Kiko Femenía (2,5M más 1,5varibles/Hércules), Edgar Lé, Agostinho cá (Sporting de Lisboa), Sergio Ayala (Alavés), Joan Román (City) y otros…

Una de las operaciones que se le escapó al Barça “B” consistió en no ejercer la opción de compra de 3,8M sobre el mediapunta cedido por el Sevilla, Luis Alberto, que hizo una buena campaña en el filial resultando que al cabo de 15 días el club andaluz lo traspasó al Liverpool por 8M.

A Zubi tampoco se le puede elogiar por sus dotes negociadoras puesto que hay otro ejecutivo desempeñando esta función, Raul Santllehí, Director del Fútbol, es el encargado de llevar el peso de las negociaciones con agentes y clubes para cerrar traspasos, cesiones y renovaciones.

Zubi ha cometido más de un desliz como cuando, según desveló Miguel Rico en Mundo Deportivo, no tuvo la delicadeza de llamar por teléfono a Jonatan Dos Santos para trasladarle y convencerle de que aceptara una cesión al Totenham, cuyo club hizo una oferta el último día del mercado de invierno sino que le envió un simple watsapp.

Tampoco pareció muy afortunado que Zubi dijera que la dirección deportiva estaba muy tranquila porque el Barça podía agotar el cierre del mercado de fichajes el 31 de agosto para incorporar al central solicitado por Tito Vilanova, como si no fuera importante que el entrenador dispusiera del jugador durante la pretemporada para acoplarlo al equipo o no importara que no estuviera disponible para las primeras fechas de la liga que empieza el fin de semana del 17 de agosto.

A pesar de que el presidente, Sandro Rosell, dijera en la reciente entrevista concedida a 8TV
que la directiva estaba muy contenta con el trabajo de Zubi la realidad parace ser muy distinta. Se publicó que el director deportivo presentó su dimisión a Josep María Bertomeu al considerar que había perdido la confianza de la junta que quería prescindir de uno de sus colaboradores, Albert Valentín, de quién, al parecer, se sospechaba que pudiera haber incurrido en alguna irregularidad en los fichajes de un determinado representante. Cuestionado por este asunto por los periodistas, Zubi, como buen portero, tiró balones fuera pero en este caso en la sala de prensa.
Finalmente, la junta hizo marcha atrás, Valentín y Julià, han renovado y Zubi sigue en el cargo con contrato hasta el próximo 30 de junio.

En definitiva, que da la sensación de que la labor desarrollada por Andoni Zubizarreta tiene más oscuros que claros y debería aplicarse un poco más en la gestión deportiva de un trasatlántico como el Barça.

Y ya puestos a pedir, tampoco estaría mal que después de llevar 28 años en Catalunya y trabajar para un club que se define como “Catalán y catalanista” dijera 4 palabras en la lengua de Pompeu Fabra aunque solo fuera cuando se deja entrevistar por TV3 o Rac1.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>