Vergonzoso Barçagate

[ARTÍCULO PUBLICADO EN MUNDODEPORTIVO.COM EL 17.04.2013]

Desde que Joan Laporta dejó la presidencia del Barça no he escrito más sobre él. Forma parte del honor de la historia del club y, con el tiempo, van quedando sólo las cosas buenas -los títulos, el fichaje de Guardiola, la modernización del club, la expulsión de los violentos- y se van minimizando los pollos de ese momento que no fueron pocos y que, en su momento, me obsesionaron por el bien del Barça: el no levantar las alfombras, la mentira del cuñado y la Fundación Francisco Franco, el no querer convocar elecciones cuando tocaba y, sobre todo, los millonarios fichajes de Keirrison y Henrique, el fútbol base en Argentina y otras operaciones uzbekas jamás contadas con la transparencia necesaria. Vistos ahora, son episodios que la fortaleza del Barça y el rigor económico de la actual junta han ayudado a amortizar. A veces pienso, incluso, qué votaría si fuera compromisario y ahora se tuviera que decidir, de nuevo, sobre la conveniencia, o no, de una acción de responsabilidad.

Lo que no olvido es el vergonzoso e indecente tema del espionaje. Y menos ahora que se van destapando detalles de tamaño estercolero. Mundo Deportivo, con su serie Barçaleaks, hace cuatro días que nos viene sorprendiendo con los expedientes de Método 3. Hace pocas fechas, El Periódico y el Mundo también nos alertaban del seguimiento a Piqué. Antes fue La Vanguardia quien aportó nuevos datos sobre el espionaje en el Barça hasta el punto de que hoy sabemos, con mucho más detalle, a qué se dedicaron los 3,2 millones que el club se gastó en detectives durante un par de años. La seguridad del presidente, que venía como concepto en las facturas, era lo de menos. Aquí, pagando el Barça, se ha escudriñado la vida de cuatro vicepresidentes que podían hacer sombra al candidato oficialista; se ha espiado a socios y periodistas que se creía que estaban detrás de la moción de censura; se ha hurgado en la Visa de Piquéy se le ha intervenido el teléfono (¿quién coño pidió ese seguimiento?); se han mirado todos los ‘mails’ de los empleados del club; y, a costa del Barça, se han pagado espionajes políticos encargados por los mismos partidos. Hasta ahora ha salido el episodio de CiU. Me aseguran que no será el último partido que se aprovechó del Barça para hacer sus investigaciones políticas internas.

Los responsables
Todo esto es un escándalo muy lamentable. El episodio más oscuro de la reciente historia del Barça. A medida que se descubren los documentos del Barçaleaks, nos damos cuenta de que esto era el Barçagate. Un montaje de tomo y lomo que tendrá que esclarecerse en los juzgados. En las fotos, para ilustrar todas estas noticias, suelen aparecer Ferran Soriano (ahora, sin el paraguas de la publicidad de Spanair, los medios osan un poco más que antes), Joan Oliver, que era el director general del club, y, últimamente y por méritos propios, Xavier Martorell. Laporta, el presidente durante todo ese momento, nunca sale. Dijo Oliver que, sobre el caso de los cuatro vicepresidentes, Jan no sabía nada. ¿De todo lo demás, tampoco? ¿No estuvo en ninguna de las reuniones donde se montaron esos tinglados? Me encantaría que estuviera libre de toda culpa y que saliera a decirlo. Al final, comparado con toda esta mierda, sus facturitas de los pollos al ast de ‘Lolita 4′ de Sant Cugat, pagadas con la Visa de Eduardo el guardaespaldas para disimular, eran una anécdota de risa.

Muchas cosas se hicieron mejor
Se perdió de nuevo en el cara-cruz final ante el Panathinaikos. Sabe mal que tras el Top-16 de récord el equipo esté tan diezmado físicamente. Y, como hace dos años, la ausencia de Mickael se me antoja definitiva teniendo un Ingles tristón que sirve más bien de poco. Pero ayer se mejoraron cosas. La imagen desalmada del equipo se disipó tras el primer cuarto y Navarro, Jasikevicius y Tomic hicieron posible remontar 15 puntos. Lorbek mejoró algo su aportación de los dos primeros encuentros, Wallace metió su primer triple de la serie, Abrines siguió demostrando carácter y Xavi Pascual supo frenar muchas de las jugadas de los griegos que en el Palau nos destrozaron. La defensa en zona también puso en más problemas al equipo local. El ritmo del encuentro sigue siendo lento, al Barça no le conceden ni una canasta fácil y costará dar la campanada. Pero este equipo nos ha demostrado que cuando está contra las cuerdas…

Diamantidis-Lamonica, vaya tándem
El síndrome Diamantidis, contraído por muchos barcelonistas aficionados al baloncesto hace dos años, sigue doliendo. Sin ser un jugador que anote tanto como entonces, en los tres encuentros ha tenido la capacidad de meter un triple decisivo en el último minuto. El Barça, en cambio, tiene en pista a Ingles y Sada que tienen tres opciones claras de triple y prefieren pasarla a fallarla. Quien mejor hizo su trabajo fue el italiano Lamonica y sus dos colegas arbitrales. En las dos últimas posesiones del Barça no quisieron ver los contactos sobre Jasikevicius o Navarro. Ninguna de las cuatro faltas señaladas a Tomic lo fueron, la primera falta griega llegó en el minuto 7 y a Jawai, en el primer cuarto, le pitaron una zona de tres segundos intimidatorio cuando los pivots locales llevan tres partidos echándose siestas en nuestra zona.

Mala leche

1. ¿Alguien cree que el Papa Francisco se tragó que las firmas de los jugadores de la ‘Roja’ estampadas en la camiseta que le regaló Rajoy eran auténticas? Es cuestión de fe.

2. A propósito del Papa, cuentan que van a montar un torneo triangular en Roma con San Lorenzo de Almagro, Lazio y Roma. Mi comentario: ¡Por Dios!

3. Bernd Schuster dijo ‘no’ a coger las riendas del Zaragoza en las jornadas que quedan. Señal inequívoca de que el alemán vio el partido del Barça en La Romareda.

4. Aseguran en RAC 1 que el Barça de balonmano fichará, para la próxima temporada, a Nikola Karabatic. Conociendo el talante del jugador mi respuesta ha sido: “¿Qué te apuestas?”

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>