Otra vez D1OS.

Por @marsalorente. En la capital habían preparado un funeral de Estado para enterrar al Rey del fútbol de los últimos años dando por hecha su abdicación.Pero la tiranía de Messi en el campo es totalitaria. Otra exhibición de goles y asistencias para recuperar una corona que un portugués tomó prestada aprovechando su inactividad.

No aprenden. Venden la piel del oso cuando todavía tienen que salir a cazarlo. El fin de ciclo azulgrana es como la décima. Cada año se anuncia y se festeja pero no acaba de llegar nunca. En gran medida, por su soberbia.

Ayer el Barça, con unos jugadores amancillados y un entrenador vilipendiado, sacó en procesión sus mejores galas ofensivas. El D10s todo poderoso del fútbol volvió a conquistar el santuario blanco con una santa misa, cerrando otra exhibición, besando el escudo de su túnica azulgrana y prometiendo amor eterno, en una estampa orgásmica para la culerada.

tmb1_516670_20140323192721

Si al más Grande le añades a Iniesta, Cesc y Xavi ya tenemos la santísima trinidad que condujo a los fieles barcelonistas a revivir el misticismo que supone experimentar la unión del alma humana (a veces muy crítica) con lo sagrado y divino que parece este equipo inmortal. Fue el éxtasis. Neymar, un angelito llegado del Brasil, va aprendiendo y cada vez está más cerca de entrar en el olimpo de los Dioses.

Con el balón en los pies, los discípulos del Tata deleitaron y se metían hasta la sacristía cómo y cuando querían. Aunque defensivamente fueron unas madres que dejaron la puerta abierta y limitándose a rezar implorando ayuda divina. Suerte del gran Valdés que parece el obispo que protege a la Diócesis y tapa los pecados humanos de una defensa distraída.

En el otro lado, los de blanco demostraron una vez más que son fuertes contra los débiles y débiles ante los fuertes. Sus divos se escondieron en los momentos en los que más se les necesitó en el campo y aparecieron solo en la zona mixta. Luego en el confesionario, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo señalaron al de negro convirtiéndole en Satanás para culparle de todas sus fatalidades buscando un triste consuelo a una parroquia blanca que está harta de comerse la hostia sin bendecir en su propia iglesia.

Todavía no está dicha la última palabra y todo puede pasar.

El Barça está en todos los frentes, puede ganarlo o perderlo todo pero ha llegado a la batalla final íntegro y preparado para un nuevo salto a la gloria.

Solo falta pedirles a estos jugadores que parecen motivarse sólo en las grandes ocasiones que se repitan esto a modo de rezo cuando vuelvan por Valladolid o San Sebastián.“No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.Amén. “

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>