No es casualidad sino causalidad.

Por @marsallorente. En la actualidad, los futbolistas deben ser atletas de élite. El alto ritmo de los partidos y el calendario inhumano que afrontan conmina a los jugadores a que tengan su cuerpo perfectamente preparado para aguantar la exigencia y vorágine competitiva.

Los mejores preparadores físicos aseguran que el entrenamiento en sí mismo no es nada si no va acompañado de unos procesos de recuperación y unas pautas a seguir fuera del ejercicio. Es el llamado entrenamiento invisible.

Los componentes del entrenamiento invisible y de un estilo de vida saludable son: El descanso y la calidad del sueño, la alimentación, las prácticas de fisioterapia y hábitos posturales correctos, técnicas de entrenamiento mental, los complementos vitamínicos y farmacológicos permitidos y saludables; y una supervisión médica adecuada.
Este conjunto de factores acaba determinando el rendimiento del futbolista e influye directamente en la reducción del riesgo de lesión.

En la base de la pirámide del entrenamiento invisible está el descanso y tener unas buenas vacaciones para poner a cero el cuentakilómetros de cuerpo y mente.

No es casualidad sino más bien causalidad que los jugadores que fueron a la copa confederaciones con la selección española estén pagando ahora, de una manera u otra, la prolongada temporada anterior y la falta de descanso.

Es el caso de Jordi Alba que ha encadenado 2 lesiones musculares que le tendrán 2 meses y medio inactivo.

Otros futbolistas que alargaron su temporada competitiva por la disputa de la copa confederaciones también han caído lesionados como Arbeloa. Soldado, Villa, Fernando Torres, Javi Martínez o Pedro, que se lesionó durante la pretemporada.

Otros convocados por Del Bosque han tenido más fortuna con las lesiones aunque en su inicio de temporada han evidenciado un bajón en su rendimiento como es el caso de Piqué, Iniesta, Xavi, Sergio Ramos o Juan Mata.

Barcelona's Lionel Messi reacts during his Champions League semi-final first leg soccer match against Bayern Munich in MunichEl caso de Messi también es significativo. El argentino solo tuvo una semana de descanso ya que dedicó sus vacaciones a cumplir con un montón de compromisos publicitarios y a la disputa de partidos benéficos en muchos países diferentes con el consecuente desgaste por los largos viajes. Esta temporada ha vuelto a recaer de sus problemas musculares.

La atípica pretemporada realizada por el Barça por los países de Israel, Tailandia y Malasia tampoco han ayudado a acumular una buena carga de trabajo en el apartado físico.

Todas estos excesos y deficiencias en el entrenamiento invisible están ahora pasando factura a algunos futbolistas que debían ser claves en sus equipos. Solo los clubes grandes que tienen en su plantilla 22 futbolistas de mucho nivel, como es el caso del Barça, pueden sobreponerse a las ausencias de algunos titulares pero debería tomarse nota. No es casualidad sino causalidad.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>