Neymar calienta…que te imputan en breve.

Por @marsallorente. La imputación del actual presidente del Barça por un presunto delito fiscal decretada con una celeridad inaudita por el juez Pablo Ruz huele a cuerno quemado.

Si el juez ha desestimado enjuiciar al actual presidente del Barça por el último pago de 5 Millones de los 40 pagados por el Barça a la empresa de los padres de Neymar en una pieza separada, como pretendía el Fiscal, al considerar que ese pago tiene una conexión objetiva con los contratos firmados en 2013, no tiene sentido imputarle ahora a él, por cuanto esos contratos y sus pagos derivados ya están siendo investigados en fase de instrucción en el mismo procedimiento habiendo sido ya imputados con anterioridad el Barça y Sandro Rosell.

Además, el plazo para ingresar las retenciones del 2014 finalizaba el 31 de enero de 2015. El fiscal y el juez han actuado 3 días después del plazo para atribuirle un delito. Qué prisas !!

El club catalán tiene el “honor” de ser la primera persona jurídica imputada por una cuestión de fondo que no debería pasar de una mera discusión interpretativa en el tratamiento fiscal de unos contratos que fueron explicados en rueda de prensa con luz y taquígrafos.

En cambio, estos fiscales y jueces tan valientes no se atreven a imputar a un partido político con contabilidad B.

El mismo presidente que ahora imputa el juez de la Audiencia Nacional es el que decidió el pasado mes de febrero que el club hiciera una declaración complementaria voluntaria ingresando a Hacienda 13,4 Millones para cubrir eventualmente las cantidades, presuntamente, no retenidas al jugador. Cantidad que supera los 12 Millones que pide el Fiscal.

Ni el escrito del fiscal José Perals ni el auto del juez Pablo Ruz son suficientemente concluyentes como para prejuzgar la comisión del delito, pero los expertos dicen que la Audiencia primero imputa y luego pregunta.

Sigamos con las circunstancias extrañas. Normalmente, las sanciones y delitos fiscales siguen un proceso natural que es detección por parte de Hacienda, petición de documentación, comprobación, levantamiento de actas y, finalmente, traslado a la abogacía del Estado.

En este caso ha sido al revés. Ha sido el fiscal y el juez de la Audiencia Nacional los que han tenido la iniciativa y, posteriormente, han encargado unos informes a la Agencia Tributaria, predisponiéndola claramente sin que Hacienda hubiera detectado nada anómalo con anterioridad. Extraño, cuando menos.

Otro asunto raro es que todo empieza por una denuncia de un socio del Barça, con una extraña fijación beligerante contra esta junta directiva puesto que, primero, hizo campaña en contra de la aprobación de Qatar por parte de la Asamblea, luego encabezó el intento de una moción de censura que duró 48 horas y, finalmente, acudió a la Audiencia Nacional solo porque no le enseñaron todos los contratos del jugador.

Acusó a Sandro Rosell de apropiación indebida en modalidad de distracción (poco menos que de llevarse, indirectamente, la pasta). El solo hecho de la denuncia supuso la condena mediática y social con su correspondiente desprestigio. Un año más tarde, el socio denunciante declaró públicamente que, una vez examinada y diseccionada la operación, había comprobado que NO existía tal delito. El fiscal y el Juez tampoco aprecian indicios de la comisión por parte de Rosell del delito por el que empezó el procedimiento. De eso ya no se acuerda nadie. Rosell ya fue juzgado y ejecutado sin juicio por parte de la opinión pública y la publicada.

Después el interés del Fiscal se centró en demostrar que la directiva del Barça mintió al socio porque, según su criterio, Neymar costó más de 57,1M y para sostener eso incluye el contrato de compra de derechos federativos, el de derechos económicos, el de los partidos amistosos, el contrato de opción preferencial por otros 3 jugadores del Santos y los contratos de prestación de servicios firmados entre el club y las agencias del padre del jugador haciendo un “totum revolutum”.

Poco después, el mismo fiscal se contradice al asegurar que el traspaso de Neymar al Barça costó 17 Miilones (los pagados al Santos) y que el resto es salario. ¿Alguien se cree que una estrella mundial por la que suspiraban los clubes más poderosos del mundo sólo costó 17 Millones de traspaso?. Aclárese Sr. Fiscal.

images

Está claro que el Barça compró al Santos los derechos federativos por 17Millones ya que todavía le quedaba 1 año de contrato y compró los derechos económicos a la empresa que los ostentaba (empresa del padre y de la madre) por 40 Millones.

Quizás estaría bien que alguien le explicara bien al Fiscal y al Juez qué son los derechos económicos y qué los derechos federativos. Sin ir más lejos, el Villarreal acaba de hacerse con los servicios del defensa central Eric Bally, pagando, por una parte, 5,7 Millones al RCDE Espanyol para comprar los derechos federativos y conseguir el transfer del jugador y el 50% de los derechos económicos propiedad del club blanquiazul; y por otro, comprarle el 50% restante de los derechos económicos (es decir los ingresos generados por una futura venta del futbolista) a la empresa Promesport propietaria del porcentaje restante de los derechos económicos.

Que los 40 millones pagados a la empresa de los padres de Neymar es una compra de Derechos económicos y no sueldo del futbolista lo demuestra el supuesto de que si el jugador hubiera venido al Barça y al segundo día se hubiera peleado con Messi en el entrenamiento y el Barça lo hubiese tenido que traspasar al Bayern de Munich o al United por 50 0 60 Millones ese seria el valor de la venta de derechos federativos y económicos que anteriormente el Barça habría adquirido al Santos y a la empresa de los padres de Neymar, y nadie habría considerado que el futbolista estaba devolviendo el salario por no jugar ni un solo partido con el Barça.

Los que aseguran con rotundidad que la “operación Neymar” ha sido una chapuza de Rosell, uno de los hombre con más experiencia firmando contratos con estrellas del fútbol adquirida en su etapa en Nike, deben haber visto las entrañas de los fichajes de otros cracks mundiales pretendidos por los más poderosos tiburones que están en el mundo del fútbol. Los fiscalistas del prestigioso despacho Cuatrecasas que asesoraron al Barça debían ser becarios.

La gente en general, incluidos Fiscales y jueces, desconocen cómo funciona el mundo del fútbol y cuáles son los criterios válidos para valorar el precio justo de cada jugador.

Que el Fiscal considere los dos contratos firmados con el padre a cambio de unos servicios como salario del jugador parece una interpretación muy subjetiva. Es como si el Barça contrata a la empresa de Shakira para hacer unos actos de promoción de la marca Barça. ¿También deberíamos considerar sueldo encubierto de Piqué?. No tiene sentido.

Es curioso comprobar como los mismos que acusaron a Sandro Rosell de cobarde por dimitir coincidiendo con el asedio judicial ahora pidan a Bartomeu que dimita cuando lo que se debe exigir de un presidente del Barça es que defienda, antes que nada, la honorabilidad del club aunque eso le cueste una importante factura electoral.

También es difícil no creer la teoría de la conspiración cuando la historia del Barça está llena de agresiones y cacicadas de los poderes centrales.

Y más en estos tiempos en los que la policía española y la prensa nacional se atreven a acusar al presidente de la Generalitat de Catalunya y al alcalde de Barcelona de tener cuentas ocultas en Suiza y al cabo de dos semanas demostrarse que ha sido una invención producto de la guerra sucia que se está haciendo desde Madrid para “bombardear” el proceso de la Independencia.

Al Barça le robaron Di Estefano. Florentino le birló a Figo con una prima de fichaje que, probablemente, nadie consideró salario. Llevan tempo asediando a Messi, judicial y mediáticamente, y ahora parecen no digerir que el Barça se adelantase al Madrid para conseguir el fichaje del jugador que en el próximo año puede llegar a eclipsar al mismísimo Cristiano Ronaldo .

Atendiendo a las penas previstas en el código Penal por los presuntos delitos de los que se le acusa, parece que algunos tienen muchas ganas de ver a Rosell y Bartomeu en la cárcel por haber conseguido vestir de blaugrana al jugador con más y mejor futuro del mundo y por haber intentado ahorrarle unos dinerillos al Barça que, según el Fiscal, debían estar en las arcas de la Hacienda española.
Deben ser los mismos que pedirán que el Barça cese en sus actividades o se liquide la sociedad o asociación, aplicándose las penas previstas para las personas jurídicas acusadas de delito, como es ahora el caso del Barça.
Esos son los verdaderos enemigos.

¿Se hubieran atrevido con el Real Madrid y con Florentino Pérez?

Si el Barça sigue acercándose al triplete, Luis Enrique debería decirle:
-Neymar calienta…. que te imputan en breve.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>