La afición del Barça.¿La mejor del mundo?.

Por @marsallorente. Vaya por delante que no pretendo hacer una crítica a la afición del Barça porque su comportamiento y su mentalidad es una cuestión cultural y eso es muy difícil cambiarlo. Todos somos como somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, aunque sin olvidar que la voluntad de cambio también nos convierte en mejores.

Pienso que la alta exigencia y el buen gusto por el fútbol que siempre ha tenido la afición culé han ayudado al club a definir un estilo de juego atractivo irrenunciable que le hace distinto al resto. Sin embargo si se le da tantas vueltas a la autocrítica se puede pasar de rosca. Lo de que la afición del Barça sea la mejor del mundo es muy discutible. En lo que si estamos de acuerdo es que es diferente.

Pero aún así, permítanme hacer una reflexión en voz alta.

Si todos exigimos, cada vez más, a los jugadores que rocen la excelencia en el juego, a los directivos que sean más transparentes y desnuden todas las operaciones, a los periodistas a que sean más ecuánimes y objetivos, creo que la afición también debería reflexionar y valorar si al club le convendría que fuera un poco más generosa. Y no lo digo por la situación actual, ni pensando solo en este grupo de jugadores, ni en este entrenador en particular, ni en esta directiva o la que sea sino de cara al futuro.

Es un terreno pantanoso puesto que las valoraciones generalizadas hacia un colectivo siempre resultan injustas porque no todo el mundo se comporta de la misma manera ni tiene la misma actitud.

Además, la primera premisa la tenemos todos clara: la afición es soberana y tiene todo el derecho a expresarse como más le parezca.

Simplemente creo que ha llegado el momento de que entre todos reflexionemos sobre el comportamiento de la afición culé sin perder de vista que es el principal actor de este espectáculo, y es al fin y al cabo a quién hay que contentar. Pero no olvidemos que tiene ese papel principal  hasta el punto que su comportamiento puede hacer que la película sea mejor o peor.

encuestas-640x320

 

Creo (y sin ningún ánimo de molestar u ofender) que si la afición culé tuviera una actitud más positiva el club seria más fuerte y eso es lo que todos deberían perseguir.

Tengo la sensación, quizás equivocada, que todos estamos contribuyendo a generar un entorno negativo que acaba perjudicando al club que termina luchando en inferioridad contra los rivales que, a diferencia de lo que pasa en el Barça, se unen ante la adversidad.

En cambio, en el club azulgrana, la división llega en medio de la temporada, cuando el equipo tiene ante sí el reto de intentar ganar todos los títulos en juego, y, por tanto, cuando más apoyo necesita.

Pedir elecciones es muy lícito pero no ahora, si a caso cuando termine el fútbol. Ahora hay que remar para ganar y más cuando el equipo parece que le va costar conseguirlo por sí solo. Quizás un aliento favorable sea ese estímulo externo que disimule y supla sus carencias y sirva para ganar cuando más adversos parecen ser  los elementos.

No quiere decir eso que la afición deba dejar de ser exigente con la actitud, el juego y los resultados de su equipo. El Barça está obligado a ganar y a jugar bien, y eso pasa por unos jugadores talentosos que estén absolutamente comprometidos y se empleen con la máxima intensidad.

Es cierto que eso no lo hemos visto en bastantes partidos esta temporada y que la crítica de la afición está más que justificada pero eso debería ser compatible con apoyar al máximo mientras, literamente, esté rodando el balón. Silbar cuando más complicado se pone el partido no parece ser la reacción más auxiliadora.

Quizás el Barça seria más fuerte si su afición no desertara del Camp Nou a mitad de temporada porque este equipo no juega como el mejor Barça de la historia, ni estuviera tan predispuesta a censurar a su equipo y fuera más comprensiva con un grupo de jugadores que lo han ganado todo y que siguen luchando para volver a ganarlo todo en una temporada muy condicionada por el cambio de entrenador/líder por prescripción facultativa al principio de curso.

Cuando un lateral no tiene su mejor día, el central debe multiplicarse y corregir los huecos defensivos que deje su compañero. La solidaridad, la ayuda. Eso es lo que acaba formando un equipo. Si siempre se ha dicho que la afición es el jugador número 12 del equipo, quizás ha llegado el momento de que la afición del Barça se dé cuenta de que debería esforzarse más cuando el equipo no está bien.

Me imagino un camp Nou lleno y entregado en cada partido, animando más cuanto más espeso está el equipo.

Me imagino una afición que no silbe a sus jugadores el día que están desacertados de cara a puerta como le pasó ayer a Neymar.

Me imagino una afición crítica y exigente con el juego pero que durante los noventa y tantos minutos que duran los partidos en el Estadi solo se preocupe de animar, y más cuando su equipo recibe un gol en contra.

Me imagino una afición que acuda al Camp Nou con energía positiva, disfrutando el presente, ilusionándose con el futuro y no presa de la nostalgia de quién cree que tiempos pasados siempre fueron mejores.

El Barça de Guardiola ya es historia y no puede servir de referencia porque la melancolía aletarga.

Pedimos buena actitud a los jugadores cuando la actitud de la afición también seria muy mejorable.

Después del partido, los jugadores deben exprimirse en cada entrenamiento para mejorar, a los periodistas les corresponde analizar más allá del resultado, a los directivos gestionar en beneficio de la entidad  y a los aficionados criticar y exigir en el bar o en la oficina lo que consideren criticable y exigible.

Pero durante el partido, animar, alentar, empujar, jalear, espolear … debería ser lo mejor para el equipo y el club.

Soy muy consciente que es imposible cambiar la idiosincrasia de una afición pero, como mínimo, el sueño parece bonito. ¿A que sí?

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>