Hay una campaña de acoso y derribo contra Leo Messi.

Artículo de Joan Poquí publicado en Mundo Deportivo.

Leo Messi está siendo objeto de una campaña cuya finalidad última es acabar con su dominio y el de su club en los últimos años. La diferencia de títulos colectivos entre el Barça y el Madrid desde 2008 es abismal y en la misma proporción se sitúa la diferencia de logros individuales entre Leo y el que quieren imponer a toda costa, Cristiano Ronaldo, cuyo gran mérito ha sido que Messi se lesionase. Cualquier polémica que pueda salpicar a Messi o su entorno, aunque sea de refilón, se magnifica a través de medios de comunicación afines al madridismo y al centralismo y se convierte en cuestión de Estado, igual que se ha hecho de la votación del Balón de Oro una vergonzosa cruzada. La última bomba que han lanzado contra Messi es la desmentida implicación de su padre en un caso de blanqueo de dinero. El diario ‘El Mundo’ informó de su implicación, pero no ha dicho nada del desmentido posterior del Ministerio del Interior. Dicho diario publicó anteayer en portada que Jorge Messi estaba siendo investigado por un caso de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico a través de amistosos en los que participaban Leo y otros jugadores del Barça. El diario añadió, en un destacado, que Jorge Messi estaba “en el centro de la red”. Horas después, fuentes del Ministerio del Interior y de la Guardia Civil afirmaron que Jorge Messi aparece en la investigación porque su hijo participó en los partidos investigados, pero que no tenía conocimiento alguno de que esos partidos sirviesen para blanquear dinero. La primera información fue titular de portada. El desmentido de Interior ni aparece: ayer el diario afirmaba que Jorge Messi “declarará” cuando regrese a España. Una maniobra que puede quedar impune y que se ha programado simplemente para manchar a Leo Messi, aunque el jugador no aparezca para nada sino su padre. De momento, nadie ha rectificado nada. Detrás de estas bombas que lanzan al argentino subyace la necesidad de cambiar de ciclo. No soportan que el Barça haya ganado tanto desde que llegó Messi, sobre todo los últimos cinco años. ¡A la cárcel! Sobre Messi, en un canal televisivo de la conferencia episcopal se preguntaba anteayer en encuestas entre su audiencia si debe ser encarcelado. Primero, ‘El Mundo’ habla de Jorge Messi, no de Leo. Segundo, hablan de cárcel con total ligereza cuando se trata de una investigación, además desmentida después. A Messi se le magnifican los problemas con Hacienda, mientras en el caso de otros deportistas españoles se pasa mediáticamente de puntillas y sin hacer sangre. El megáfono y el distribuidor de porquería se ponen en marcha sólo si afecta a Messi o a jugadores del Barça. Anteayer a Gerardo el Tata Martino se le preguntó si todo esto puede afectar a Leo. Cuatro preguntas sobre el tema. Está bien, queda muy audaz y muy profesional poner el dedo en la llaga. Pero esa actitud no existe en la sala de prensa del Bernabéu, donde nadie ha preguntado al entrenador del Madrid, por ejemplo, si a Benzema le afecta en su juego estar implicado en Francia en un caso de prostitución de menores junto a Ribéry. Se pasa de puntillas o directamente Zahia Dehar no existe. En definitiva, quieren que Leo no pueda hacer un tándem letal con Neymar, como en su día impidieron que Di Stéfano jugase con Kubala, en aquel caso mediante presiones del régimen franquista al presidente del Barça, Enric Martí Carreto

Pin It

2 thoughts on “Hay una campaña de acoso y derribo contra Leo Messi.

  1. El Ministerio del Interior no ha desmentido nada, pero, además, las investigaciones las abre o cierra un juez de instrucción, no el Ministerio del Interior, y por ahora el caso no se ha cerrado. El padre de Leo Messi, Jorge, tendrá que declarar ante los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) en cuanto vuelva de Argentina. Decir que El Mundo ha iniciado una campaña de acoso y derribo contra Messi es lo mismo que decir que ha iniciado una campaña contra la mujer de Ignacio González, contra Bárcenas o contra Urdangarín. Niguna ONG recibió nada de los amistosos de marras, y, según El País, los partidos benéficos en los que intervino Messi se gestaron en marzo de 2012 durante una cena en el restaurante El Rey de la Gamba. Lo que publican El Mundo y El País es cierto, Por otra parte, niguna ONG recibió nada de los amistosos de marras.

    Y también creo que Messi no tiene nada que ver con todo esto, no es culpable de nada, y no le va a pasar nada, ni a él ni a su padre. Pero convertir una investigación contra el blanqueo en la que aparece el padre de Messi en una campaña contra el Barça y, según algunos, contra Cataluña, es una barbaridad como una catedral.

Responder a Gesa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>