Florentino Pérez, el enredador del Caso Neymar.

Por @marsallorente. La gente con mucho poder acostumbrada a conseguir todo lo que se propone no encaja bien que alguien le pase la mano por la cara y le arrebate su capricho. Eso es precisamente lo que le ha pasado al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, con el fichaje del brasileño Neymar por el que estuvo pugnando hasta el último segundo enviando a dos emisarios a Brasil, uno de ellos su propio hijo, para bombardear a la desesperada un fichaje que el Barça llevaba 3 años trabajándose.
Desde el primer día Florentino ha estado enredando intencionadamente el asunto, asegurando en diferentes entrevistas que el Madrid desestimó el fichaje del brasileño porque el montante de la operación le suponía unos 150 millones, dando a entender que el Barça había pagado una cantidad desorbitada sin explicar que sus cuentas se disparaban por haber llegado en el último minuto e intentar deshacer una operación ya cerrada. Para que Neymar cambiara de opinión el Madrid debía pagar 40 Millones de euros de indemnización que el jugador debía abonar al Barça para poder fichar por otro equipo. A Florentino Pérez le salía muy caro el despiste de sus bien pagados ejecutivos. Además, Florentino sumaba el salario que el jugador debía cobrar en los próximos 5 años para inflar la cantidad haciendo ver que era inasumible para el club blanco y así poder justificar su fracaso.
Florentino sigue sin digerir su fiasco y por eso ahora, aprovechando la denuncia de un socio del club azulgrana ante la Audiencia Nacional, sigue enredando el asunto.
A los directivos del Barça les consta que Florentino Pérez ha instigado al Fiscal de la Audiencia, José Perals, a que hiciera un informe en el que no detectaba, ni indiciariamente, ningún delito pero que utilizaba términos tales como “supuesta simulación contractual” para sembrar dudas y que provocó que el Barça expresara su “más enérgica indignación” según rezaba su comunicado.

florentino_ignaciogil--644x362
En esos momentos los dirigentes del Camp Nou ya sabían que Florentino estaba muy interesado en seguir alimentando el embrollo y sospechaban que los contratos con el jugador y las cuentas anuales aportadas a su Señoría serian filtrados a la prensa para provocar un interesado ruido mediático. Por ello, el club solicitó el pasado 15 de enero al Juez de la Audiencia, Pablo Ruz, personarse en la causa que todavía está pendiente de abrirse en el Juzgado Central de Instrucción número 5, para poder dar su versión, a la vez que le solicitaba al magistrado que preservara la confidencialidad de la documentación aportada. Solo 5 días después las sospechas de los directivos del Barça se confirmaban. Algunos detalles de los contratos fueron filtrados al diario El Mundo (acostumbrado a publicar informaciones tergiversadas) para que el periodista que en su día tildó a Guardiola de “terrorista”, acusó a los jugadores del Barça de doparse y colocar al padre de Messi como el cerebro de una trama de tráfico de armas y blanqueo de capitales, Eduardo Inda, los interpretara tendenciosamente para elaborar una información absolutamente falsa. Florentino Pérez ha conseguido su propósito.
Es su particular venganza.
Los socios del Barça deberían no dejarse confundir en este asunto. Lo primero que hay que tener en cuenta es que nadie, ni el juez, ni el Fiscal, ni Inda, ni Pedro J han encontrado ni un solo indicio de que Sandro Rosell o cualquier miembro de la junta directiva se hayan quedado ni un solo céntimo del Barça.
De manera que, jurídicamente, la querella no debería tramitarse por cuanto en la fase de Instrucción no se ha apreciado ni un solo indicio de delito. Otra cosa es que se ha conseguido sembrar la duda entre la opinión pública y que, procesalmente, a Rosell le interese ahora personarse ante el Juez para aclararle todos los conceptos.
Por tanto, está claro que no hay un asunto penal. Ni tan siquiera una mera irregularidad o engaño.
O sea, que al final se ha montado todo este “circo” porque hay algunos socios que quieren saber el contenido de todas las cláusulas de todos los contratos de un fichaje. ¿Conocen a algún club o a algún presidente que haya explicado a la opinión pública todos los términos de los contratos del fichaje de un jugador que además es pretendido por otros clubes dispuestos a pagar más dinero por el jugador? Si Rosell es sospechoso por ello pasan a serlo inmediatamente todos los presidentes de todos los clubes.
Parece que se le esté exigiendo al presidente del Barça que haga lo que no puede hacer por responsabilidad institucional. Y más ahora que es un tema sub júdice que debe resolverse en sede judicial. Es cierto que este asunto se explicó muy mal desde el principio. La comunicación ha sido la gran asignatura pendiente de la actual directiva.
Igual que se exige saber todas las cláusulas del contrato de Neymar también deberían saberse las cláusulas de todos los contratos de todos los jugadores del Barça y del Madrid, y del Manchester United. Eso además de ser una temeridad seria dar demasiada ventaja a los máximos competidores.
El Barça se adelantó a todos sus clubs adversarios avanzando 10 Millones de euros en 2011 como parte del futuro fichaje del jugador y el club lo recoge en su memoria económica de ese año. ¿Hay algo más trasparente que eso?
Neymar costó 57,1 millones de euros y luego hay  los 7,9 Millones al Santos por los derechos preferenciales sobre 3 perlas del conjunto brasileño que desde el primer día explicó el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bertomeu.
Donde queda evidente la mala fe del periodista de El Mundo es cuando suma 9 Millones por la disputa de 2 partidos amistosos entre el Barça y el Santos cuando en realidad el acuerdo es que el Barça se quede con los ingresos del partido que ya se disputó el pasado agosto en el Trofeo Joan Gamper y el Santos ingrese lo recaudado en el partido que debe disputarse en Brasil y que solo se contempla una indemnización de 4,5 millones si no llega a disputarse. Sumar 9 millones por este concepto demuestra la mala fe del periodista.

La información del Mundo habla de otras cantidades como 2 millones de euros correspondieron al padre del jugador para que busque «nuevas promesas del Santos». 4 millones más por una supuesta labor de captación de «contratos de publicidad de empresas brasileñas» y otros 2,5 para que los Neymar los destinen teóricamente a fines sociales, concretamente a ayudar «a los niños de las favelas de Sao Paulo».

La información recoge que esos contratos tienen una fecha posterior a la presentación del jugador con la camiseta del Barça por lo que es la prueba evidente de que no son en concepto de traspaso. Solo el tiempo dirá si esos contratos del Barça han sido o no rentables para el club porque si en un futuro el Barça ficha a la promesa del futbol brasileño adelantándose a todos sus adversarios y una empresa brasileña decide pagar un multimillonario contrato de patrocinio al Barça todo esto nos parecerá una pesadilla.
Puestos a tergiversar también podríamos sumar lo que recibe la Fundación de Shakira por parte de la Fundación del Barça, (si es que cobra algo) y se lo sumamos al sueldo de Piqué para comparar públicamente si sumadas todas las partidas cobra más que Iniesta pero para ello deberian publicitarse todas las cláusulas del contrato de renovación del de Fuentealbilla. Propongo a algún socio del Barça con tiempo y ganas de notoriedad que exija transparencia en este asunto a la directiva y así montamos el “pollo”, cabreamos al vestuario del Barça, entretenemos a los jueces de Madrid y les damos “vidilla” a los periodistas de la caverna.
Aunque lo parezca, este asunto no tiene gracia, pero de momento, el que mejor se lo está pasando es Florentino Pérez.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>