El antídoto

[ARTÍCULO DE XAVIER BOSCH PUBLICADO EN MUNDO DEPORTIVO 10.04.2013]

Han pasado muchos años desde que el PSG eliminó al Barça de Cruyff de la Copa de Europa. Entonces el entrenador era Cruyff y, como ahora, el talón de Aquiles de aquel equipo era el juego aéreo. Ese Barça, el deshaucio de lo que quedaba del Dream Team, cuando se nos quería convencer de que Korneiev era el mejor 7 de Europa, no jugaba mal raseando el balón, pero ya flaqueaba por alto. El gol de cabeza de George Weah, en un córner en la portería de Travessera de Les Corts, fue una losa de la que no nos supimos recuperar.

Ahora el PSG de Ancelotti es mucho más equipo que ese voluntarioso colectivo de Luis Fernández, pero las diferencias las siguen marcando Thiago Silva, Alex e Ibrahimovic en los remates a balón parado. Y ahí, el Barça, como pasaba hace décadas, no se impone por alto. El mejor de la plantilla, en esta faceta, es Marc Bartra. Piqué es solvente pero, en una situación de córner, está demasiado sólo para tanto gigante. De nada vale ahora lamentarse de las bajas de Mascherano o Puyol y se tendrá que defender con lo que tenemos. Demasiado poco para ir por Europa. Busquets y Song no sacan partido de su estatura, Adriano no es un gran cabezeador, Thiago Alcántara va bien por alto pero entre su estatura y que estará en el banquillo no hay que contar con él. Así, la solución es no provocar córners ni faltas laterales en nuestro campo.

Pero el PSG, como vimos en la ida, vive de la cabeza del hombre boya llamado Ibra, para descolgar los balones largos que vienen de atrás. Tienen bastante con un saque del portero y un toque de Ibra por alto para que Lavezzi corra a la espalda de nuestros centrales y pueda encarar a Valdés. Con muy poco, crean mucho. Es un recurso rudimentario pero que tiene su antídoto. El mismo Cruyff, ante las finales ante la Sampdoria, le dio un consejo de genio al joven y enclenque Guardiola. “No saltes con Katanec porque, por alto, te las va a ganar todas”. El consejo de dejar saltar solo al rival y ponerse un metro más atrás para intentar coger el balón no es ninguna tontería, aunque lo pueda parecer. Ibrahimovic, en París, nos las ganó todas por alto. Esta noche, puestos a perder estos envites, quizá es mejor dejarlo saltar solo para que, como mínimo, uno de los dos centrales no pierda la posición.

En cualquier caso, Iniesta y Roura coincidieron ayer en que este partido se debe jugar como una final: con la máxima intensidad y toda la concentración. Sólo así, con las mismas ganas de ir a por el partido que contra el Milan, el poder por alto del PSG podrá quedar minimizado.

Maxwell, una banda por explotar

Lo que en su día me parecían defectos de Maxwell, cuando era jugador del Barça, ahora me parecen virtudes: defiende a distancia, le cuesta correr para atrás y tiene una cintura de cristal: cuando se gira ya le han sobrepasado. El Barça, pues, debe aprovechar el punto flaco del equipo parisino. Ya en el Estadio de los Príncipes, Messi se escoró a la derecha más veces de lo que hace últimamente para buscar atraer al defensa brasileño. También ese día, Alves encontró un carril derecho muy interesante donde Pastore y Maxwell no tuvieron la fortaleza que se espera entre los ocho mejores equipos de Europa. Con Messi en el campo, el Barça puede volver a buscarle las cosquillas a su amigo Max. Si Leo no está, lo inteligente sería poner en esa banda un extremo rápido, con buen uno contra uno, y con capacidad constante de buscar el desmarque a la espalda del lateral izquierdo rival. Por el centro, con Thiago Silva y Alex costará mucho más pasar.

Muchas bengalas en Europa

En el Camp Nou, ante el Madrid, en el partido de Copa, una de las 97.000 personas que estaban en el campo entró una bengala, la encendió y la lanzó hacia la grada de los aficionados merengues. Episodio lamentable que ocupó muchos minutos de radio y muchísimas páginas de periódico. He esperado una semana para ver qué decían los medios de las 12 bengalas que la afición del Galatasaray encendió en el Bernabéu sin que la seguridad del estadio del Madrid las interceptara. Ni una sola palabra. ¿Dónde está la desproporción? ¿En lo que se dijo del Barça o lo que no se ha dicho del Madrid? Igualmente, la afición parisina encendió un mínimo de tres bengalas en su estadio ante el Barça sin que en los días posteriores hayan sido citados, ni criminalizados ni tan siquiera debatido por parte de los medios. Tendremos que estar atentos esta noche en el Camp Nou, desear que no pase absolutamente nada y, luego, ver si se mide a todos por el mismo rasero.

Mala leche

1. Heynckes suelta que si el Papa empieza su cometido a los 76 años, él se tendrá que buscar equipo a los 68. ¿No habíamos quedado que fichaban a Guardiola porque Heynckes se jubilaba? Parece que el laureado entrenador alemán no tenía esta intención.
2. Visto el arbitraje del Madrid-Galatasaray en el Bernabéu, un aficionado me sugiere que les entreguen ya la Décima y que los otros tres clasificados para semifinales disputen un torneo tirangular amistoso.
3. Anoche, en el Palau, vi a Nathan Jawai estilizado al lado de Schorsanitis. Corolario: todo es relativo.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>